Cómo mejorar la concentración de tu hijo

Es probable que tu hijo se distraiga con sólo mirar una mosca. Les pides cualquier cosa y en un abrir y cerrar de ojos han perdido el hilo. Imagina que les pides que hagan una tarea concreta. Esta falta de concentración puede causar mucho estrés en casa. Y, lógicamente, también en la escuela, lo que puede conducir al fracaso escolar a medio o largo plazo.

Como madre de un niño creativo, hablador y explorador, enseñarle a concentrarse en los deberes y terminarlos sin distraerse ha sido -y sigue siendo- un reto diario. Pero aun así, es posible ayudar a un niño a concentrarse en una tarea y aumentar su capacidad de concentración durante un periodo de tiempo más largo.

¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, entender por qué. Básicamente, los niños pierden la concentración cuando la tarea no es divertida, porque no les interesa en absoluto y porque naturalmente tienen una capacidad de atención equivalente a su edad. ¡Cinco años = cinco minutos solo!

Nos gustaría darte algunos consejos para fomentar la concentración y la atención de tus hijos, consejos que hemos puesto en práctica y que sabemos que funcionan muy bien.

Los juegos pueden utilizarse eficazmente para desarrollar la concentración

Como los niños aprenden más jugando, siempre es buena idea intentar que sus actividades sean un poco más divertidas. Cualquier tarea, si se hace de forma divertida, será más fácil de hacer....

Racionaliza el uso de móviles, tabletas, televisores y ordenadores e intenta ofrecerles juegos que mejoren su atención. Sabemos que las pantallas son fáciles -para todos- porque nos permiten entretener al niño cuando hacemos la cena... pero intenta siempre que sea posible no usarlas o si las usan, que sea para activar el cuerpo y calmar la mente y no al revés. La aplicación del juego Soul Mates Kids Yoga fue creada con este fin.

Prepara un entorno (sin distracciones)

Algunos niños responden bien en entornos relajantes, pero otros prefieren los entornos concurridos (los míos no). Entender qué tipo de entorno prefiere tu hijo es el primer paso para aumentar su capacidad de atención. La música y la iluminación suave ayudan a crear un ambiente de estudio. Tenemos listas de mantras infantiles y música tranquilizadora que funcionan de maravilla. Para bajar el nivel de estimulación y entrar en la relajación, también puedes escuchar cuentos infantiles de mindfulness en nuestro canal Insight Timer o encontrar allí sonidos, música o mantras relajantes.

Establece una rutina a seguir para mejorar la concentración

A los niños les encanta la rutina. Saber qué hay en cada momento: cuándo es la hora de comer, cuándo es la hora de acostarse, cuándo es la hora de jugar. Por ejemplo, mi hijo sabe que después de jugar tiene que estudiar y automáticamente se pone en "modo estudio".

Busca la precisión en tus palabras cuando requieras su atención.

Tus frases deben ser fáciles de entender. Asegúrate de que te mira cuando hablas y, si es posible, ponte a su nivel. Dale las tareas o instrucciones de una en una, pues de lo contrario las olvidará o se sentirá abrumado. Asegúrate, con preguntas, de que han entendido tu petición y de si tienen alguna duda al respecto.

También te aconsejamos que les des tiempo para distraerse.

Los niños son enérgicos por naturaleza; darles tiempo al aire libre para desahogarse puede ayudarles a concentrarse mejor en la siguiente tarea.

Atención plena

Ayúdales con la respiración profunda y la visualización. Será más fácil si lo hacéis juntos y les guías por los pasos. La combinación de técnicas sencillas de relajación, como la respiración profunda, ayuda a aumentar la capacidad del cerebro para mejorar o aprender nuevas habilidades. Puedes probar a llevar tu atención al punto de la nariz. Observa cómo la atención se aleja, pero cuando quieras que vuelva, puedes controlarla. Con la meditación no sólo evitarás la falta de concentración, sino que aumentarás el vínculo con tu hijo.

Para recibir más actividades sobre el yoga y la atención plena en familia, suscríbete a nuestro correo electrónico semanal gratuito "Actividades Omm-mazing". ¡Es gratis, para siempre! ¿Tienes algún otro consejo que te haya funcionado? Cuéntanoslo, ¡nos encantaría escucharlo!